Cargando...

¿Cómo ser un fotógrafo freelance y no morir en el intento?

16

¡Hola Distrito Foto!

La palabra freelance es un término medieval inglés usado para definir a un mercenario, es decir, una persona que trabaja por su cuenta propia ejerciendo su profesión u oficio de manera autónoma.

Un fotógrafo sin duda alguna puede trabajar como freelance, y de hecho la mayoría de los profesionales de esta disciplina así lo realizan. Se construyen una marca personal y comienzan su propia carrera.

Por lo tanto un fotógrafo puede ser un mercenario, y la palabra mercenario se usaba para describir a un caballero que no servía a ningún señor en concreto y cuyos servicios podían ser alquilados por cualquiera. (Me suena un poco despectivo).

Hoy en día ser freelance es un símbolo de un profesional autónomo y mejor pagado que un empleado. Alguien que escoge con quién trabajar, qué proyectos desarrollar y cuánto cobrar, disfrutando de su tiempo y siendo la envidia en Facebook porque su oficina puede estar en un camastro de la playa.

Pero la realidad no es tan bonita, un fotógrafo freelance tiene grandes retos en su campo laboral, debe saber maneja su contabilidad, desarrollar habilidades de venta, tener valores empresariales como la puntualidad y la responsabilidad, y conocer muy bien lo que hace. Es decir, además de manejar la parte de su profesión debe dominar temas de administración, mercadotecnia, y finanzas. No es fácil, si sobretodo eres un creativo que en la escuela nunca te dijeron como vender tu trabajo intangible.

Por otro lado, se ha despertado un boom tremendo con las cámaras digitales y todo el mundo piensa que ahora puede ser fotógrafo. Y también, entre fotógrafos nos despreciamos mutuamente, ya que pensamos que nuestro trabajo es mucho mejor que el del otro y lo volvemos nuestra competencia. Además cada vez que un cliente te pide que le cotices un trabajo debes competir contra otros que también quieren el negocio y deciden abaratar el precio, por lo que debes escoger entre tomarlo por unos pesos, devaluando tu trabajo, o quedarte un día más sin comer.

Es un reto, sobretodo por lo desarticulados que estamos en este gremio. Nuestro mercado se prostituye cada vez que un fotógrafo ve a otro fotógrafo como un rival y decide malbaratar su trabajo.

Por eso, si pretendemos ser fotógrafos freelances y no morir en el intento tenemos que hacer lo siguiente:

1.- Debes ser consiente de que tu competencia no son los fotógrafos, sino todo aquello que sustituye tu trabajo frente al cliente (ej. la prima fresa que tomó un curso de foto, las ilustraciones, los renders, y todo lo que le quite presupuesto al cliente para no invertirlo en imagen fotográfica en su empresa).

2.- Si cambias tu visión de la fotografía también ayudarás a impulsar el gremio.

La fotografía es como las áreas de la Medicina, hay un tronco común y especialidades. Los fotógrafos profesionales se especializan en alguna rama como sociales, deportes, publicidad, documental, etc. Todos partimos de la misma técnica, pero cada quien tiene su nivel avanzado en algo muy específico. Por eso te recomendamos hacer mancuerna con alguien que se dedique a la fotografía también; esto te ayudará a suplir servicios que tus clientes te piden, ambos pueden fortalecer sus precios y ganar una comunidad que se cuida y lleva trabajo a los fotógrafos de ese conjunto.

3.- Un fotógrafo freelance ya no puede sobrevivir solo.

Tienes que encontrar un grupo de expertos que apoyen y continúen tus servicios, por ejemplo un diseñador, un impresor, alguien que se dedique a realizar paginas web, etc. De esta manera tu también te vuelves un aliado y te contemplarán si sus clientes les piden fotografías.

4.- Trasciende fronteras.

Con el internet investiga lo que hacen fotógrafos de otros países, contáctalos y habla con ellos, te pueden dar soluciones de cómo resuelven sus problemas y consejos para aplicar en tu trabajo diario.

Definitivamente, la industria de la fotografía hoy en día está muy competida; y la única manera de sobrevivir es uniéndonos como profesionales. Si seguimos pensando en ese dicho famoso de “Mi arte a tu arte, prefiero miar..e”, jamás podremos fortalecer el gremio. Recuerda que si a un fotógrafo le va bien, a otro también le puede ir muy bien. Compartir es la clave y apoyarnos entre nosotros, lo es más.

¡Mucha suerte!

Saludos,

Rubí Hurtado

Directora de Producción

Distrito Foto

rubi.hurtado@distritofoto.com

La reproducción total de este contenido no está permitida sin autorización de Distrito Foto. Para su reproducción parcial se requiere agregar el link a la publicación en www.distritofoto.com. Todas las imágenes, gráficos y videos pueden compartirse con el crédito correspondiente, sin modificaciones y con un link a la publicación original en www.distritofoto.com.

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this